Renacentistas en la era del conocimiento

El 15 abril de 1452 nacía un gran pintor (de nombre Leonardo)  en el pueblecito de Vinci, cerca de Florencia. Hijo del notario Ser Piero Da Vinci y de una humilde joven de familia campesina, Caterina Di Meo Lippi. Leonardo Da Vinci, pasó los primeros años en su humilde granja de Anchiano. Su padre observa que es muy inteligente y tiene gran curiosidad por aprender. Lo envía a clases de matemáticas, música y ciencias naturales. Quizás sea la persona que más talento desplegó en distintas disciplinas y en diversos campos. Da Vinci define la palabra polímata, pues mientras vivió entre 1452 y 1519 destacó como un enorme pintor, escultor, matemático, ingeniero, inventor, anatomista, geólogo, cartógrafo, botanista y escritor. Vivió en unos años de grandes revoluciones en Europa. El Renacimiento supone una nueva forma de observar el mundo y al ser humano. En ese renacer de la Antigüedad Clásica, el hombre vuelve a ser el centro de interés, adquiriendo importancia el conocimiento y el saber. Gracias a la invención de la imprenta por Gutenberg, la divulgación de la letra impresa de forma rápida generalizó un avance y cambio cultural.

El próximo 2 de mayo de 2019, será el quinto centenario de su fallecimiento. Cinco siglos de su legado y de tantos otros coetáneos o no y polímatas (Pitágoras, Aristóteles, Copérnico, Galilei, Miguel Angel, Miguel Servet, Descartes, Pascal, Newton, Franklin, Mary Somerville–“La Reina de las ciencias del siglo XIX”-, John von Neumann, “padre de la computación

En la ilustración puedes observar polímatas relevantes desde el Renacimiento hasta la edad contemporánea

renacentistas polimatas desde el Renacimiento

Hay tres ventajas funcionales de una persona polímata

renacentistas ventajas persona polímata

Que integrados en los equipos de trabajo los hacen…

  • Impulsores de la innovación en el equipo
  • Versátiles ante los cambios y facilitadores de los mismos
  • Puente de conocimiento entre equipos especializados en entornos complejos
  • Productivos, eficaces y eficientes para conseguir los objetivos del equipo

Todas estas claves son necesarias en cualquier momento y mas aún en esta cuarta revolución industrial, en esta era del conocimiento, ¿Cuántos Da Vinci necesitamos? o visto desde otra perspectiva ¿necesito ser un Da Vinci, un renacentista en la era del conocimiento?

Te invito a la lectura del articulo original en este enlace donde además vas a descubrir una “A” que en este entorno renacentista hace que las disciplinas STEM evolucionen a STEAM sin olvidar la fórmula mágica de la innovación.

A1C PIE

Imagen cabedera post: Pixabay

Gracias por acompañarme hasta aquí y gracias por elegirme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s