¿Cómo aprendemos habilidades?

No importa qué nueva habilidad decidamos aprender, hay cuatro etapas de aprendizaje que cada uno de nosotros atraviesa. Estar al tanto de estas etapas nos ayuda a aceptar mejor que el aprendizaje puede ser un proceso lento y frecuentemente incómodo, y una vez en el destino final deseado, cualquier sentimiento de incomodidad simplemente se desvanece.

Es curioso, cuanto más entrenamos más suerte tenemos Larry Bird

como aprendemos Larry Bird

En Psicología, las cuatro etapas de la competencia, o el modelo de aprendizaje de la “competencia consciente”, se relaciona con los estados psicológicos involucrados en el proceso de pasar de la incompetencia a la competencia en una habilidad.

Las competencias son los conocimientos, habilidades y destrezas que desarrolla una persona para comprender, transformar y practicar en el mundo en el que se desenvuelve.

La habilidad transversal es aquella que transforma un conocimiento en un comportamiento.  (que dicho sea de paso nos servirán para ser más empleables y marcarán nuestra diferencia profesional)

Capacidad “no es lo mismo que comportamiento”, de nada sirve que seas capaz de hacer muchas cosas si no las haces, si no entras en acción.

Un poco de historia

Inicialmente el modelo fue descrito como “cuatro etapas para el aprendizaje de cualquier habilidad nueva“, la teoría fue desarrollada en el Gordon Internacional de Formación por su empleado Noel Burch en la década de 1970. Su modelo luego fue cambiado por “Cuatro etapas de la competencia (como aptitud)”, o el modelo de aprendizaje de la “Aptitud consciente”

Destacó cuatro fases por las que todas las personas pasamos cuando estamos adquiriendo un nuevo aprendizaje. En estas fases pasamos de “no saber” a “saber”. Es decir; pasamos de ser “incompetentes” a ser “competentes” en algo.

 como aprendemos modelo competencia conscienteJPG

¿Cómo es de forma resumida este modelo?

Las cuatro etapas del aprendizaje proporcionan un modelo para el aprendizaje. Sugiere que las personas inicialmente no son conscientes de lo poco que saben o inconscientes de su incompetencia (“no saben que no saben”). A medida que reconocen su incompetencia, conscientemente adquieren una habilidad que luego usan de forma consciente

Cuando la habilidad ya la utilizas de forma sin que pienses conscientemente ya se dice que has adquirido la competencia inconsciente (ya tienes dominio de ella)

Las cuatro etapas de competencia

 1. Incompetencia inconsciente

Aquí somos inconscientes de nuestra falta de aptitud, incluso ni sabemos lo que se requiere para el trabajo encomendado, por lo que al no tener conocimientos ni experiencia no podemos ser expertos en dichas tareas. Esto es normal cuando somos noveles en algo, incluso es posible que pensemos ¿para que necesito yo tal habilidad? Es normal que no lo comprendamos (recuerda que somos inconscientes), y podrás decirte mas de una vez que eres inepto (ya que no eres consciente de ello)

Debemos reconocer nuestra propia incompetencia y el valor de la nueva habilidad, antes de pasar a la siguiente etapa. El tiempo que nos pasamos aquí va a depender de la motivación para aprender. Al tratarse de un aprendizaje nuevo en el que nunca hemos reparado, no somos conscientes de que no sabemos o de lo difícil que nos resulta hasta que no iniciamos ese aprendizaje.

Estás muy motivado, te comes el mundo, rebosas entusiasmo.

Esto nos sucede porque no sabemos que somos incompetentes, y empiezan a llegar los errores y las frustraciones (para ir poco a poco caminando a la etapa 2)

Trasladado a un ejemplo de liderazgo, es posible que conozcas algún jefe que al comunicar (capacidad de comunicación) lo hace de tal forma que interfiera, erosione o incluso dañe las relaciones de su equipo, ¡pero no lo sabe!

2. Incompetencia consciente

Aunque el individuo no comprende o no sabe cómo hacer algo, reconoce “que algo le falta” (conocimientos) y que no tiene esas aptitudes para las tareas encomendadas.

En esta etapa comenzamos a aprender y de repente tomas conciencia de lo mal que hacemos algo y ya te vas diciendo, ¡Cuánto me queda por aprender!, incluso puede rondarte ¡la renuncia o el abandono!  aunque puedas convertirte en una fábrica de fallos y errores, y ya no tengas ni la motivación ni entusiasmo que en la etapa 1, de los errores aprenderás (¡no te vengas abajo!), son oportunidades que te brinda el propio proceso de aprendizaje. No lo tomes como fracaso personal, ¡un día malo lo tiene cualquiera” (como los deportistas de alto nivel, ¡vamos…vamos!)

El jefe o compañero de quien aprendes debe darte Feedback (o pedirlo tú) de para qué necesitas tal o cual habilidad que estás aprendiendo en este momento, ¡no te compares con él ni con nadie! Empieza a ser uso ya de Supervitaminas ADC, y foco en tu aprendizaje, y poco a poco los errores se minimizan, el aprendizaje va dándote fruto y empiezan los aciertos y las cosas te empiezan a salir bien… ¡vamos camino de la fase 3!

Yendo al ejemplo anterior, si tu jefe participa en un curso de comunicación eficaz, seguro que llega el momento en que toma conciencia de la forma en que se dirige a sus colaboradores y del obstáculo que supone en la relación del día a día. Llegará el momento en que la escucha activa y la escucha empática sean sus “mejores armas de seducción” pero en esta etapa aún es posible que se sienta en parte culpable de los efectos que su comunicación produjo en su equipo, y es para darle la enhorabuena, pues ¡ya sabe que no sabe! y empieza a trabajar de forma consciente.

3. Competencia consciente

Ya sabemos o entendemos cómo hacer algo. Sin embargo, demostrar la habilidad o conocimiento requiere concentración, aquí es clave hacerte muy amigo de las Supervitaminas ADC (¡aunque tengas supervitaminosis!). Una recomendación útil puede ser que las tareas las dividas en subtareas, ya que te van a requerir mucho esfuerzo y así dosificas ¡ánimo que tendrá su recompensa!

¡Probando, probando 1,2 3! Ya sabemos como hacerlo de forma correcta, y además de concentración y esfuerzo vienen las 3P (Practicar, Practicar, Practicar).

como aprendemos 3P

Esto me recuerda cuando con 49 años me enseñé a nadar (y la respiración es clave) (coger aire fuera y soltar por la nariz dentro del agua) me llevó máxima concentración, esfuerzo y practica (¡me emociono de pensarlo, y tuvo su recompensa, a pesar del muchísimo esfuerzo…¡wowwww!)

Siguiendo con el ejemplo de aprendizaje de habilidades de comunicación, los líderes son muy conscientes de su uso. Se esfuerzan por evitar respuestas inútiles o perjudiciales y, en su lugar, escuchan empáticamente. ¡Esto significa que se muerden la lengua mucho! Y son muy conscientes de tratar de hablar en un lenguaje claro, auténtico y sin culpa al expresar sus opiniones, necesidades y problemas. Cuando surgen conflictos, su objetivo es tratar de encontrar una solución que funcione para ambas personas. A veces, pueden sentirse un poco falsos), el uso de habilidades parece un poco artificioso (forzados si observas bien). Otras personas suelen percibir que el líder intenta conscientemente comunicarse de manera diferente.

La práctica constante (3P) y el tiempo van a hacer que el conocimiento que hemos adquirido en un estado consciente (necesitamos estar pensando, concentrados y enfocado) pase a un estado inconsciente (lo hacemos de forma natural, ¡en piloto automático). ¡Estamos ya en la etapa 4!

4. Competencia inconsciente

Las 3P harán que la habilidad se realice fácilmente e incluso ya empezaremos a realizar otra mientras ejecutamos esta, ¡estamos en piloto automático! Está habilidad ya forma parte de ti y es posible que además puedas enseñarla a otros pues la tienes totalmente dominada y como ya es inconsciente te requiere muy poco esfuerzo mental.

Y finalizando con el ejemplo del líder, cuando persiste en usar las habilidades, comienza a sentirse cómodo con ellas. Ahora la escucha activa, la autorrevelación congruente y la resolución de conflictos sin pérdidas parecen más naturales (ya lo hace inconsciente). Los miembros del equipo y otros responden favorablemente porque se sienten escuchados, comprendidos, apreciados y satisfechos. Los líderes descubren que pueden aplicar estas habilidades en todas las áreas de sus vidas y gradualmente se integran en todas sus interacciones y se convierten en la forma natural de estar con los demás.

como aprendemos modelo competencia consciente-EL CAMINO

Ya has comprobado (porque seguro que has practicado) que:

  • aprender una nueva habilidad es más fácil decirlo que hacerlo.
  • es un proceso por el cual tienes que pasar y hay que preparar cada etapa.
  • la práctica (las 3P), es la regla de oro cuando se aprenden habilidades.

Nota: Este post se publica simultáneamente en Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu talento

jota fin de post 2

Gracias por acompañarme hasta aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s