El poder de la autoestima. Yo sé que valgo. ¡Creo en mí mismo!

En la tercera sesión con mi coach (Miguel) lo vi claro, me di cuenta que “no cuidaba a mi pequeño José Ramón”, ni le prestaba atención ni le daba cariño. ¡Quiérete, gústate, llénate de emociones positivas! ¡Tú eres una persona sobresaliente! ¡Enamórate de esa persona!

Los que me conocen saben que siempre veo el vaso medio lleno, pero desde entonces trato de que además siempre esté lleno. No estoy diciendo que sea fácil, aunque sí digo que depende de mí.

¿Por qué crees que no eres lo suficiente hábil, tenaz, inteligente o no estás centrad@ para hacer lo necesario y poder alcanzar el resultado que tú deseas? ¿Por qué lo crees? ¿Por qué tienes tantas dudas que pudieran ser razonables o no? Con la autoestima hemos topado.

 Lo más natural de mundo es que como personas sintamos temor de los demás y de sus intenciones, y ¿entonces como supero este listón?, la llave la tienes en tu mano, tienes que tener confianza en tus capacidades, de este modo irás llenando el vaso de la autoestima, hasta que reboce, “sin que afecte a tu ego”, (que hay mucho egomiyo suelto).

 Maslow, en su Pirámide de las necesidades, nos habla de las necesidades de la estima (reconocimiento)

Esta pérdida de necesidades se refleja en una baja autoestima e ideas de inferioridad. El tener satisfecha esta necesidad nos apoya el sentido de vida y la valoración como individuo y como profesional. Estos son los primeros escalones que nos llevan a autorrealizarnos, ¡sueño de toda persona, lo reconozca o no!

 La necesidad de autoestima es la necesidad del equilibrio en el ser humano.

Es el pilar principal del éxito que siempre has soñado ¡así de claro! o por el contrario siempre estás expuesto al fracaso y siempre estás cuestionando si puedes lograr algo por tus propios medios

¿Culpable o inocente? ¿Prácticas el beneficio de la duda?. Seguro que cuando tú te analizas te lo aplicas, pero cuando miras a los demás ¿cómo lo llevas? ¿juzgando sus acciones a la primera y punto? Reflexión rápida: ¿cuánto de positiva sería mi relación con los demás si le diera el beneficio de la duda, y por supuesto tener el mejor concepto de todos ellos? Vamos a ver, si lo hago conmigo ¿por qué no con los demás?

¿Permites que tus miedos te controlen? Te propongo que te conviertas en un alquimista y cambies el miedo por entusiasmo. ¿Conoces el poder del entusiasmo? El entusiasmo es un sentimiento, depende de tus ganas y seguridad. El entusiasmo no se simula, pero sí se crea y también se alimenta. ¿Cuál es el modo?

Cree en lo que haces, cree en tí mismo y querer lograr tu objetivo. Verás como el entusiasmo te sigue.

Hay una zona que hace mucho daño, seguro que la conoces, la zona de confort. Como me funcionan las cosas, aquí me quedo, pero seguro que vas justito, justito, ¿o no?, no seas “confort-mista”.

 Días atrás colaborando en una selección de comerciales en Córdoba le preguntaron al candidato si se veía mejor desarrollando y fidelizando clientes o captándolos. Su respuesta (y no solo verbal) fue “yo solo para captar, solo para captar…”. No solo fue sincera, sino que además mostraba evidencia de una autoestima lastimada y una gran resignación. ¿Dónde se queda la ambición y el entusiasmo?

 Nuestra mente también tiene un contenedor de basura, estos miedos, complejos, hay que limpiarlos lo antes posible, estorban, por tanto, a la papelera de reciclaje del cerebro ¡ya!

En junio de 2012 no fui capaz de conseguir el equilibrio y sufrí 3 ataques de ansiedad muy agudos en 10 días. El cardiólogo me dijo que no me había afectado a la tensión arterial a causa de mis entrenamientos para los medios maratones.

El ejercicio y el deporte influyen en el tratamiento de los problemas emocionales. La posibilidad de reducir los síntomas de ansiedad y depresión por medio del ejercicio aeróbico es real. El ejercicio moderado ofrece al ser humano un beneficio emocional, causa bienestar mental y una gran mejoría psicológica.

La actividad física produce una mejora en la autoestima

Es necesario que tratemos mejor el cuerpo para mejorar nuestra área emocional y consecuentemente proporcionar una mejor calidad para nuestra vida, tómalo como un reto y utiliza las “supervitaminas A,D,C”.

Si nos vamos al plano empresarial las organizaciones buscan talento y alto rendimiento, a través de elementos (no solo de habilidades de gestión del tiempo, manejo del estrés), sino que también entran en juego los elementos afectivos y apegados a la voluntad. Solicitan personas con una fuerte motivación de logro (y logro de equipo), alta autoestima y valores auténticos, perseverancia, autodominio. Cada día leemos y leemos más ejemplos donde las compañías empiezan a apreciar las competencias asociadas con las relaciones interpersonales y la inteligencia emocional, y no sólo para sus directivos (que es por dónde suelen empezar)

También desde el desarrollo del talento las empresas necesitan que cada empleado esté en grado óptimo de satisfacción, así tendrá siempre actitud positiva, mayor implicación, mejor desempeño y todo influye en… una autoestima cada vez más alta.

Fijaros que la autoestima está dentro de las 8 competencias más relevantes asociadas a la Inteligencia Emocional como lo demuestra Daniel Goleman.

Si nos detenemos a reflexionar de nuevo, las personas con alto nivel de autoestima toman más rápidamente decisiones, se arriesgan más, y por el contrario la persona con autoestima más baja es más influenciable, más conformista, parece que siempre está esperando recibir una evaluación positiva de aquella a la que respeta porque tiene una alta autoestima. Esto queda patente en multitud de ocasiones con la dichosa “resistencia al cambio”.

En la gestión del talento hay una clave de desarrollo que especialmente me atrae y que es un error no llevar a la práctica cuanto antes en tu equipo (para hacerlo de alto rendimiento), el empowerment, ayudará a desarrollar un entorno diverso en tu empresa y será una de las claves del liderazgo inclusivo, por tanto…:

¿Por qué darle mayor poder a tu colaborador? ¿qué ventajas supone?

  • Se impulsa la autoestima y la confianza.
  • El equipo participa en la toma de decisiones.
  • Se puede medir el rendimiento de los colaboradores.
  • El trabajo se convierte en un reto, no en una carga.
  • Se reconoce a las personas por sus ideas y esfuerzos.
  • Los colaboradores tienen mayor control sobre su trabajo.
  • Mejora el clima laboral

Para mí es crucial “delegar al máximo”. Los beneficios son mutuos y el más importante es que ayuda a cada miembro del equipo a desarrollar su talento y potencial, por lo que mejorará la eficacia del equipo. (Puedes ampliar en ¡Yo confío en ti! ¡Confía en mí! Aprende a delegar),

Como dice Stephen Covey en los 7 hábitos:

Lo que haya en el centro de nuestra vida será nuestra fuente de seguridad, guía, sabiduría y poder. La seguridad representa nuestro sentido de la valía, nuestra identidad, nuestra base emocional, nuestra autoestima, nuestra Fuerza Personal Básica (o la ausencia de ella).

En su 4º hábito ganar/ganar, una de las posibilidades es Pierdo/Ganas, fíjate cómo influye en la autoestima.

 Situaciones y pensamientos como…

 ·       «Yo pierdo, tú ganas.»

·       «Adelante. Imponme lo que quieres.»

·       «Pisotéame de nuevo. Todos lo hacen.»

·       «Soy un perdedor. Siempre lo he sido.»

 Acarrean un problema. Las personas pierdo/ganas entierran muchos sentimientos.

 Un sentimiento que no se expresa nunca muere: está enterrado vivo y surge más adelante de la peor manera (resentimientos, decepciones, reacciones desproporcionadas ante pequeñeces, etc.).

 Las personas que se reprimen constantemente, y no hacen fluir los sentimientos acaban descubriendo que ello afecta a la calidad de su autoestima y finalmente a la calidad de sus relaciones con el entorno.

 A nivel personal tengo claro que la autoestima no sólo es un tema de actitud o de disposición mental, sino que además juega un papel primordial en que estés en un estado de equilibrio y en armonía con tus valores verdaderos.

La desmotivación es enemigo íntimo de la autoestima

¿Quién soy yo para empequeñecer a nadie?, ni de broma debiera hacerlo, destruiré su autoestima y confianza. Hay una regla de facto que dice: necesitarás 9 comentarios positivos para paliar 1 negativo. Hay que saber manejar las críticas (puedes ampliar en Solo es un error, no es su culpa ni la tuya. En todo caso, mía)

Hay que fomentar la autoestima en el personal. Si las personas creen en sí mismas, es sorprendente lo que pueden realizar. Las personas que lideramos equipos tenemos la responsabilidad de ayudar al desarrollo de sus capacidades, no hay mejor recompensa que ayudarle a ser útil.

 El Dr. Lair Ribeiro en su libro Aumente Su Autoestima nos dice:

Ahora que estamos en año olímpico y paraolímpico (¡es para quitarse el sombrero ante tod@s!) ¿has visto algún deportista de élite bajo de autoestima? Esta gente no se rinde nunca, ¡no se rinden!, están todo el día de entrenamiento probándose y por supuesto no basan su autoestima en lo que realiza. ¿Habéis escuchado que digan “soy un fracasado”? Noooo. Dicen: “fallé ésta vez o cometí un error”.

 El psicólogo y escritor  Martin E. Seligman cree que cuando fallamos tenemos dos opciones: bien lo interiorizas o bien lo sacas a relucir. Fíjate cómo cambia la perspectiva:

Y continúa en que, para mantener la perspectiva correcta, debes asumir la responsabilidad por tus actos, pero no tomes tus fracasos como cosa personal.

 Nathaniel Branden, psicoterapeuta y experto en el tema de la autoestima, afirma:

 Ningún factor es más decisivo en el desarrollo sicológico de las personas y la motivación que los juicios valorativos que hacen de sí mismos

Continúa en que la naturaleza de la autoevaluación tiene un profundo efecto en los valores, las creencias, los procesos mentales, los sentimientos, las necesidades, y las metas de la persona.

 Según su punto de vista, la autoestima es la clave más importante para el comportamiento de la persona y de esta forma la define:

La autoestima pobre crea un techo invisible que puede detener a una persona para que no intente superar sus limitaciones autoimpuestas

 Aquí un rápido y claro ejemplo: pide a dos personas que conozcas que escriban en una hoja todos los puntos fuertes de su personalidad, casi seguro que no escribirán más de 6. Después que escriban todas sus debilidades. No será ninguna sorpresa que sean el doble de la primera.

 Y ¿qué entendemos por una persona de gran actitud? Pues a esta altura del post se puede intuir que es aquella persona que piensa positivamente de su valor personal.

 Cuando crees en tí mismo, tienes esa libertad para enfocarte en mejorar y alcanzar tu máximo potencial. Por el contrario, la persona que no cree en sí misma no solo espera lo peor de ella misma sino también de los demás. Al tener la autoestima baja no está enfocada en ella misma, sino que estará siempre luchando y siempre preocupada por su aspecto, por el qué dirán, ¿fracasaré o no?  Cree en ti mismo, enfócate en ti, ¡verás la diferencia!

 Antes de finalizar te pongo un enlace, “es un regalo para los oídos” y verás cómo te sube la autoestima cuando lo escuches. Gracias  Cristina Fabré (Intención con Corazón)

 TU AUTOESTIMA ES EL REFLEJO DE TU VIDA

Concluyo el post con este mensaje de automotivación que espero te guste y te lleve a la acción

Si ya has leído algún post anterior, te invito como siempre a que entres en modo CREA (toma Consciencia, Reflexiona, Entusiásmate y entra en Acción, tú decides).

 Novedad. Aquí me descargo post en pdf, y puedo acceder al resto de post

 Blog de Jota Suárez Rivas: excelente4es.

Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-te.

 Si te gusta comenta y/o compártelo, 😉 y si además te sirve puedes suscribirte al blog.

Sígueme en twitter: @excelente4es y @ELITE__Coaching

 Gracias por acompañarme hasta aquí

Anuncios

4 comentarios en “El poder de la autoestima. Yo sé que valgo. ¡Creo en mí mismo!

  1. Pingback: ¿Conectas? ¿Tienes arte para relacionarte bien con los demás? | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  2. Pingback: Kintsukuroi y Resiliencia. Belleza, valor y fortaleza tras una recreación | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  3. Pingback: Dejar de trabajar más para trabajar mejor | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu Talento.

  4. Pingback: Una canción que bien puede ser un himno al aprendizaje | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu Talento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s