EL líder practica la asertividad

El líder practica la asertividad

La asertividad permite que nos relacionemos con los demás de forma constructiva (yo gano – tú ganas), lo cual es muy valorado hoy en día por las empresas. Además, manteniendo una actitud asertiva conseguimos que los demás nos valoren, nos respeten y tengan en cuenta nuestras opiniones.

Estas son algunas actitudes que nos ayudarán a mantener con los demás un comportamiento asertivo:

  • Ser objetivo y respetuoso con uno mismo y con los demás.
  • Satisfacer no solo nuestros intereses, sino también tener en cuenta los de los demás.
  • Adoptar un talante de negociación y saber ponerse en el lugar del otro para tener una visión más objetiva de nuestros planteamientos.

La asertividad produce no solo un impacto sobre nosotros mismos y sobre los demás, sino también sobre nuestra empresa.

Características del comportamiento asertivo

Un comportamiento asertivo es aquel que refleja la expresión sincera y directa de nuestras ideas, sentimientos y opiniones. Así, actuamos según nuestros propios intereses, en función de nuestros objetivos y sin atentar contra los de los demás.

Para comportarse de forma asertiva es necesario:

  • Conocer las diferencias entre un comportamiento asertivo y aquel que es agresivo o pasivo.
  • Eliminar los obstáculos mentales que impiden mostrarse asertivo.
  • Adquirir las habilidades conductuales necesarias.

Si adoptamos las siguientes actitudes podemos relacionarnos de manera asertiva con nuestros interlocutores, tanto en el entorno personal como en el laboral:

  • Comunicación directa, abierta, sincera y apropiada.
  • Actitud relajada, espontánea y directa.
  • Contacto ocular firme y relajado.
  • Sentimiento de libertad emocional.
  • Gusto por la responsabilidad.
  • Toma de decisiones.
  • Enfoque activo ante la vida.
  • Lucha por lo que uno quiere.

Ejemplos de un comportamiento asertivo

 Hacer respetar nuestros derechos.

  • Respetar los derechos de los demás.
  • Alcanzar nuestras metas sin detrimento de las de los demás.
  • Sentirse bien con uno mismo.
  • Reflejar autoconfianza.
  • Transmitir expresividad.

Consecuencias del comportamiento asertivo

Un comportamiento asertivo implica saber qué hacer y qué decir ante determinadas situaciones.

Este tipo de comportamiento produce consecuencias no solo sobre nosotros mismos y sobre los demás, sino también sobre nuestra empresa.

Veamos cuáles son estas consecuencias.

 Sobre uno mismo:

  • Sentirse menos cohibido.
  • Mostrar menos preocupación por controlar y ser controlado.
  • Poder relacionarse con los demás de forma más relajada.

Sobre los demás:

  • Se fraguan las relaciones abiertas.
  • Se sienten más escuchados.
  • Se expresa más respeto mutuo.

Sobre la empresa:

  • Se consigue una mayor colaboración.
  • Se logra una mayor motivación.
  • Se resuelven los conflictos rápida y eficazmente.

 ¿Cómo adquirir asertividad?

 Ser asertivo no significa abrirse camino en todas las situaciones ni tampoco es un estilo de conducta permanente ni fijo. Es un método de conducta alternativo, una manera de afrontar las situaciones de modo que no haya perdedores.

Significa aprender a pedir lo que se desea de una manera positiva, aprender a responder, en lugar de a reaccionar, se trata de asumir el control.

Solemos renunciar al control de nuestras emociones con demasiada facilidad, permitiendo que las otras personas nos fastidien o nos hagan salir de las casillas o incluso no nos hagan felices. Pero solamente en casos extremos alguien nos puede forzar a sentir una emoción.

Lo que sucede es que las personas nos comportamos de una determinada manera, y a nosotros nos corresponde elegir cómo reaccionar a esa conducta.

Cuando perdemos los estribos por un conflicto sin importancia nos dejamos arrastrar por los fantasmas de los agravios pasados, en lugar de afrontar el problema menor que tenemos ante nosotros.

Necesitamos aprender a concentrar nuestros pensamientos y a afrontar cada situación cuando ocurre. Si fuéramos menos emocionales, en una disputa llegaríamos más fácil y rápidamente a una conclusión satisfactoria.

Vengarse de las ofensas y humillar a los demás no forma parte del estilo asertivo.

Trata de comprender el punto de vista de la otra persona mientras expresa tus propias opiniones (¡aprovecha cada oportunidad para entrenarte, es una nueva habilidad!)

Ser asertivo puede causarnos temor, tenemos miedo de las reacciones de la gente si decimos lo que pensamos.

Pero hay que tener en cuenta que esta habilidad se debe usar solamente cuando es pertinente y que ninguna de las partes se debería sentir humillada.

Si necesitas criticar algo o a alguien, esa crítica siempre debería ser pertinente. Cuando se niega a satisfacer una petición debería hacerlo de una manera que deje el camino abierto

Muestra siempre una comprensión del punto de vista de la otra persona y trátala de la manera en que tú desearías ser tratado.

Ejemplo de una situación

 Imagine que está en la oficina. Tiene una serie de tareas de alta prioridad pendientes, pero alguien acaba de traerle más trabajo e insiste en que lo haga esa misma mañana.

¿Cuál sería su reacción?:

Pasiva: «Está bien, intentaré hacerlo». Éste es un soborno a corto plazo. Usted hace el trabajo e irrita al resto de personas que le habían pedido otras tareas antes, o no lo hace, lo cual disgustará a la primera persona. Quizá lo haga silenciosamente en su hora del almuerzo, lo cual le causará fastidio y se odiará a sí mismo por ser tan comedido.

Agresiva: «Mire, usted ya puede ver lo ocupado que estoy. Siempre me trae este tipo de cosas en el último momento. ¿Cuántas manos piensa que tengo? ¡Pídale a otra persona que lo haga!».

Bien, ahora se siente mejor, ¿no es así? Pero ¿cómo se ha sentido la otra persona? Quizás ella no sabía que usted estaba tan ocupado. Tal vez le devolverá esa agresión con otra agresión y todo el problema se agravará. ¿Qué pasa con la atmósfera que se quedó atrás?

Asertiva: «Mire, sé lo importante que es este trabajo para usted. Estoy seguro de que no tiene la intención de dificultarme el trabajo, pero ya tengo un montón de tareas urgentes pendientes y no puedo terminar la suya esta mañana. Lo más temprano sería a las 4 de la tarde».

No hay ninguna necesidad de que la otra persona se sienta humillada y usted le ha dado un plazo realista para la tarea. Ha establecido sinceramente su posición sin desvalorizar a la otra persona y además ha creado un compromiso

Lenguaje corporal también asertivo

La conducta asertiva será ineficaz si no está respaldada por un lenguaje corporal asertivo.

Podrás elegir palabras asertivas, pero si alguien ve que están acompañadas de un lenguaje corporal pasivo o incluso oye un tono de voz lastimoso, tratará de responder a ese tono o lenguaje corporal.

Si estás seguro de tu posición, entonces exprésala con asertividad, adoptando una postura erguida, gestos significativos y un contacto visual para hacer más eficaz el mensaje.

Además, asegúrate de haber ensayado bien tus habilidades vocales. Di lo que piensas de una manera audible, precisa y con suficiente tono para destacar la importancia del mensaje.

La zona de peligro surge cuando acabas de emitir tu mensaje porque entonces es más probable que nos echemos atrás, mientras esperamos la reacción de la otra persona.

Mantenga su postura y no mire hacia otro lado. No se ría nerviosamente ni sonría si no es apropiado. Procure no retractarse ni hacer gestos de renuncia. Además, evite cruzar los brazos o realizar cualquier otro gesto nervioso, como comerse las uñas o rascarse el cuello.

De esta manera la importancia y la honestidad de tu mensaje quedarán confirmadas.

 Los síntomas asertivos:

  • Gestos significativos y relajados, pero una postura erguida.
  • Un contacto visual positivo sin clavar la vista.
  • Capacidad para tomar decisiones.
  • Dirás lo que piensas o deseas, pero solamente cuando sea apropiado.
  • Siempre considera los sentimientos de las otras personas y escucha sus puntos de vista.
  • Mantén un discurso audible y bien mesurado.

Doce razones importantes para ser más asertivo 

  1. Proporciona más confianza en sí mismo.
  2. Un mayor respeto por sí mismo, sabiendo que tu controlas su vida.
  3. Menos confianza en los demás.
  4. Menos tiempo perdido evitando los problemas y enfrentamientos.
  5. Menos estrés.
  6. Una mejor atmósfera en el trabajo.
  7. Ninguna manifestación de emociones como resentimiento e ira.
  8. Sabrán valorarte.
  9. Te sentirás más feliz.
  10. Intentarás hacer más cosas porque no temerás cometer errores ni ser rechazado.
  11. Obtendrás mejores perspectivas profesionales.
  12. Estarás concentrado en el presente y eso hará que tu trabajo sea más eficaz.

 

Si has llegado hasta aquí y recuerdas mi post anterior:  líder y empatía, entrena tu mente, quizás coincidas conmigo en que la asertividad sería un subconjunto de la empatía. En la asertividad se defienden las palabras que se pronuncian y en la empatía se entienden las palabras que los demás nos pronuncian, pero por otra parte siendo habilidades para la comunicación que se pueden y deben complementar quizás también coincidas en que se puede ser empático y no asertivo y, al contrario, no ser empático, pero sí asertivo.

Como siempre, te invito a que entres en modo CREA (toma consciencia, reflexiona, entusiásmate y entra en acción)

Te recomiendo ampliar información en Judi James, El lenguaje corporal, Proyectar una imagen positiva.

judi james No11

 

Si te gusta comenta y/o compártelo, 😉 y sí además te sirve puedes suscribirte.

Imagen: http://www.judi-james.com

Anuncios

9 comentarios en “EL líder practica la asertividad

  1. Pingback: El líder escucha… ACTIVA-te – E x c e l e n t e 4 E's

  2. Pingback: Por favor y Gracias – E x c e l e n t e 4 E's

  3. Pingback: Cultivando…CREDIBILIDAD | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  4. Pingback: ¿Debo entrar con buen pie? | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  5. Pingback: ¿Conectas? ¿Tienes arte para relacionarte bien con los demás? | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  6. Pingback: Kintsukuroi y Resiliencia. Belleza, valor y fortaleza tras una recreación | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. ReCREA-Te

  7. Pingback: Jefe infalible o vulnerable ¿Cuál prefieres? | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu Talento.

  8. Pingback: Somos distintos pero no distantes. Bienvenida sea la DIVERSIDAD | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu Talento.

  9. Pingback: Dejar de trabajar más para trabajar mejor | Ser Excelente. Liderazgo y Coaching. Saca tu Talento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s